Por Pablo De Florencio

El acto de influir ha sido tan clave para la humanidad, debido a que podemos crear acciones para los usuarios en consecuencia beneficiándose la empresa, claro si hablamos en términos de venta.

El marketing digital es una herramienta que abre una innumerable cantidad de oportunidades, por ejemplo, la capacidad de influir en un grupo o grupos de clientes con el fin de captarlos y fidelizarlos para que compren nuestro servicio y/o producto.

Un primer aspecto, es el marketing digital o popularmente denominado “Mercadotecnia Online”, el cual nos permite publicitar de manera estratégica, con una segmentación aguda, nuestro producto y/o servicio, sin dejar de lado que es un complemento a todas las estrategias que engloban al marketing tradicional.

Antes de continuar, debo insistir en la importancia del marketing digital. El aspecto que conviene decir es sobre la medición de las estrategias ejecutadas, son mucho más fácil de realizar un feedback que las tradicionales, la personalización  permite ofrecer un mejor trato a los consumidores modernos,  visibilidad de marca,  el contexto es “si no estás en internet, no existes, ¿cierto?, además de captar e iniciar con la fidelización de los nuevos clientes que al mismo tiempo interactúan con la marca, fortaleciendo el vínculo emocional entre ellos.

Cabe resaltar que la experimentación dentro del marketing digital, esto es atrevido para algunos, para otros es muy riesgoso pero, nos permite probar nuevas tácticas y estrategias que se pueden optimizar en tiempo real para obtener mejores resultados.

¿Por qué digo esto? Porque así podemos conocer qué quiere consumir el público para adaptar nuestros contenidos digitales, las formas y los canales de comunicación y nos proporciona el trabajar con presupuestos bajos, más ahora que las pequeñas y medianas empresas están en una línea delgada de sustento económico.

A diferencia de lo que ocurre normalmente, es imprescindible que las empresas se apoyen de servicios profesionales que les permitan cumplir con sus objetivos, cuyo plus será convertir a los usuarios en amigos, los amigos en clientes y a los clientes en embajadores de marca.

De acuerdo con cifras de Omnicore citadas en HubSpot, el contenido audiovisual posee 50 veces más probabilidades de atraer la atención de los usuarios de forma orgánica. La clave está en hacer Storytelling.

Aunque aparentemente el gestionar las redes sociales pueda ser una tarea para muchos, se tiene que tener en cuenta que cometer errores es parte del proceso estratégico. Lo ideal es que un profesional del sector desarrolle el plan de marketing digital para la  empresa, de esta forma se garantiza los resultados esperados.

El marketing tradicional al pasar el tiempo va desapareciendo porque sus técnicas son un tanto obsoletas y poco recomendables. Entonces ¿Qué harás?