Los cambios son buenos como siempre se ha dicho “un cambio siempre es bueno”, pero en esta ocasión, en el caso específico de Tlaxcala, los cambios han sido poco notables, aún se siguen empleando estrategias de marketing tradicionales, las cuales hoy por hoy se han vuelto complemento de las estrategias digitales.

Ahora, debido a los nuevos comportamientos que ha originado la pandemia, la comunicación digital se deriva hacia la vida nocturna. Los usuarios (la mayor parte) duermen un poco más temprano para despertarse antes.

A lo largo del día, más personas se van sumando al lado digital, sin embargo, una persona debe tener en claro que será víctima de la persuasión o de manipulación cuando se entra al mundo de las redes sociales.

Aún existen personas que no lo aceptan, es tan ingenuo no asimilarlo.

Las redes sociales ya cumplieron su primer objetivo, ahora, se encuentran en un punto de maduración social. Las marcas más importantes, también, las pequeñas y medianas empresas son sabedoras de la importancia de comunicarse para obtener un beneficio.

Por tanto, el perfil del internauta es cada vez más amplio, por los segmentos de la sociedad y economía, grupos que van creciendo, modificando su estilo de vida y de conexión.

Los baby boomers (personas que nacieron entre 1946 y 1965) se están acercando más a los medios digitales.

¿Qué significa esto? Significa que diariamente se origina una oleada de información incalculable, a su vez, dicha información es depurada, filtrada y analizada para uso práctico. No es casualidad que el 79% de las marcas estén presentes en Facebook y el 80% en Twitter (de acuerdo a un estudio realizado por AMIPCI en 2014).

Tener la capacidad de analizar y anticiparse a tu competencia es gracias a la información proporcionada por el Big Data pero si se insertan de manera correcta las redes sociales en el campo electoral, el margen de aplicación, uso, beneficiosos para el candidato y los partidos y así garantizar la elección.

Las campañas electorales sí o sí deben actualizar sus estrategias de comunicación por las digitales (si es que quieren estar presentes en las redes sociales), las herramientas digitales nos ayudan a reforzar los mensajes que aún están conducidos por los medios de comunicación tradicionales fuera de línea, que, a su vez, complican el atraer nuevas oportunidades. Por último, a mayor variación en los medios sociales, más grandes serán las derivaciones efectuadas en la estrategia de Big Data.